Algo que no puedes pasar por alto cuando visitas Ibiza son sus enormes iglesias blancas que decoran todo su paisaje.